domingo, 28 de abril de 2013

Hígados de pollo encebollados

Hola amigos/as tras tiempo sin actividad,volvemos a la carga con nuevas recetas para hoy os explico como preparar unos higaditos de pollo encebollados.
Es este un plato económico,para los tiempos de crisis que corren y que se encuentra dentro de la política seguida por el contexto de este blog y sobre todo para preparar en casa.

 QUE VAMOS A NECESITAR

Para llevar a cabo este plato necesitaremos:
Según los comensales entre 1/2 a un kilo de hígados de pollo
Una o dos cebollas según el tamaño de las mismas
3 Dientes de ajo muy picaditos
1 Vaso de vino blanco de cocinar
Sal
Aceite de Oliva


¿QUE COMO LO PREPARAMOS? AHORA OS CUENTO

En primer lugar vamos a limpiar bien los higaditos, sera necesario para ello limpiar de grasa y sangre enjuagandolos bajo el grifo, apartando a un plato donde añadiremos una pizca de sal al gusto, incluso si gustamos alguna hierva aromática, como perejil o orégano.
Cortaremos las cebollas en rodajas finas y picaremos los dientes de ajo.
Una vez llevado a cabo los pasos anteriores vamos a poner en una sarten 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva donde freiremos la cebolla, hasta que caramelice.Ya sabéis fuego bajo y paciencia procurando no se queme.


Una vez que tengamos la cebolla casi caramelizada, incorporaremos el ajo picado hasta que dore un poco y añadiremos los hígados de pollo, hay quien gusta de que los hígados tengan un ligero sabor a picante, si este es su caso añada media cayena no muy grande, esta se encargara de que tenga ese ligero sabor picante que se requiere.


Vamos dorando los hígados poco a poco removiendo,hasta que vayan adquiriendo un color dorado y soltando el agua que contienen los hígados.


En la fotografía podemos apreciar el agua que van soltando los hígados  vamos removiendo hasta que este agua se haya consumido prácticamente.
Una vez que los hígados se han dorado y reducido el agua, añadiremos el vaso de vino blanco que removeremos y reduciremos.


Para estos menesteres yo utilizo el vino blanco de Castillo de Velasco de venta en Comercios DÍA que se vende en garrafa de dos litros y el sabor es bastante mejor que el clásico tetrabric ,claro que todo va en gustos.
Dejamos reducir el vino y que los higaditos queden prácticamente secos,como se puede apreciar en la siguiente fotografía.


En este punto los higaditos estarán listos se podrán servir ya a la mesa , acompañaremos con patatas fritas, pisto o lo que queramos.

Y esto es todo amigos/as que aproveche y hasta otra podéis comentar el plato que no nos comemos a nadie, gracias.