lunes, 12 de diciembre de 2016

Filetes de sardinas rebozados con harina y huevo

Hola ya estamos otra vez por aquí en esta ocasión os traigo unas ricas sardinas, grandes ya que para este plato deben de serlo, hemos preparado unas sardinas que hemos limpiado, quitado la raspa y espinas las hemos pasado por harina y huevo y las hemos fritos, un plato que antes era el de los pobres y ahora es el de los ricos , este plato lleva bastante entretenimiento en la cocina.
Lo primero que haremos es ver lo que necesitamos:
Para este plato hemos utilizado: 
9 sardinas grandes 1 kilo y algo.
Sal ,
Harina
3 huevos
Aceite vegetal
1º Vamos a quitar las cabezas y limpiaremos de tripas y escamas las sardinas, para este trabajo acordaros de poner el tamiz en el desagüe ya que las escamas si no ponéis el tamiz os atascaran la pila.

Una vez limpias de cabeza y escamas,tripas aclaramos y apartamos a un utensilio, una bandeja.
Este trabajo de limpiar las sardinas conlleva tiempo, si ves que te ha cansado guardas las sardinas ya limpias en el frigo y continua mañana o más tarde.
Bueno reanudamos la labor  y ahora toca quitar y abrir las sardinas dejándolas sin espina para filetearlas.
Aquí si no eres muy experto con el manejo del cuchillo ten cuidado, ves despacio que todo con voluntad y ahínco sale,lamentablemente no podemos decirle al pescadero que nos las prepare de esta manera ya que por lógica no lo hará.

Iremos desespinando una a una con paciencia y iremos poniendo en un plato aparte , han de quedar como puedes observar en la foto, intentando quitar todas las espinas posibles.
Una vez que hemos quitado y limpiado todas las espinas pasamos a enharinaras, antes las echamos un poco de sal para que no se presenten sosas.

Enharinamos las dos caras.
Preparamos un plato en principio con dos huevos batidos y vamos mojando bien la sardina enharinada en el huevo. Preparamos una sarten con bastante aceite y esperamos a que esté bien caliente.
Vamos introduciendo la sardina que hemos pasado por el huevo con cuidado de no manchar mucho
y freimos hasta que coja un bonito color dorado.



 Una vez que coge ese color que nos gusta ver a todos en un plato ponemos un poco papel secante de cocina para que adsorba el poco aceite que pueda quedar y vamos apartando allí nuestras sardinas fileteadas y rebozadas, y con ello habremos acabado nuestro cocinado.


Este plato está rico tanto en caliente como en frió, a mi particularmente casi que me gusta mas del tiempo ,ya que caliente parece que empacha más,claro que todo va en gustos.
Pues bien ponemos 1 o dos raciones y acompañamos con lo que queramos, pueden ser patatas fritas,ensalada en fin lo que se os ocurra o tengáis a mano ya que este plato admite casi a todos los acompañantes, y después a meter ese deseado Omega 3 que está ahora tan de moda, por el tema del colesterol, que aproveche amigos/as.