sábado, 28 de enero de 2012

Paella de marisco

Hola amigos/as teníamos entre nuestras recetas, entre varias de arroz, nuestra paella de pollo, y revisando las recetas hechas con arroz he notado la ausencia de la clásica receta de paella de marisco, pero como todo en esta vida llega, pues aquí os traigo como preparo yo esta rica paella.


Para los Ingredientes:




1 preparado de marisco para paella o en su defecto cogemos 100 a 150 gramos de los elementos que preferimos sueltos.
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
2 tomates
400 gramos de arroz
Colorante alimentario
Sal
Aceite de oliva

Vamos a ver como la preparamos:


Lo primero que haremos será preparar nuestro quemador, para poder elaborar nuestra paella, para ello quitaremos el quemador de la cocina y colocaremos en su lugar un expansor especial para paellas, como ya explicamos en nuestra receta de paella de pollo.


Ya listo nuestro expansor, limpiamos las hortalizas y cortamos menuditas, la cebolla, los pimientos, los tomates.Preparamos el fondo de la paellera y echamos un poco de sal en ella ,para que no se nos pegue el arroz.


Ahora añadiremos, un poco de aceite de buena calidad a la sartén y calentaremos echaremos la cebolla cortada en juliana y pocharemos a fuego lento.


Una vez pochadita la cebolla, echaremos a sofreír los ajos y los pimientos.


Después hechos los pimientos echaremos los tomates una vez listo el sofrito nos quedará así.


El siguiente paso será sofreír el marisco.


En 2 o 3 minutos tendremos el marisco listo,echaremos una cucharada de colorante, ahora es el momento de rehogar el arroz, para ello echamos los 400 gramos de arroz y revolvemos con todos los ingredientes, y llega la hora de incorporar el agua a razón de 2 vasos y medio de agua por cada uno de arroz, los primeros cinco minutos los pondremos a fuego alto, cuando empiece a hervir, bajaremos el fuego y transcurridos 20 minutos apagaremos el fuego y taparemos la paellera, con un paño de cocina durante 10 minutos para que evapore el agua y el arroz quede suelto.





Transcurrido el tiempo de reposo nuestra paella presentara este aspecto.


Serviremos en los platos preferiblemente caliente, aunque fría tampoco está mal, a mí particularmente me gusta, y esto es todo amigos/as que aproveche y hasta la próxima.



Si le echamos un poco de limón reforzaremos el sabor de la paella.