jueves, 23 de febrero de 2012

El Tomate (Alimentos naturales)

Hoy dentro del apartado de Alimentos naturales traemos esa maravillosa hortaliza conocida como Tomate.
Nombre común: Tomate
Nombre botánico: Lycopersicum esculentum
Origen: América tropical
Variedades: Con las variedades existentes del tomate se podría rellenar uno o dos tratados de botánica dedicados únicamente al mismo.
Se deben elegir teniendo en cuenta su ciclo vegetativo,la forma de cultivo que queramos planificar,bien en espaldera,en jaula, o extendidos por el suelo, así como cual va a ser el uso final del fruto.
Unas variedades están perfectamente adaptadas, para embotellar y conservar, otras especiales para ensaladas, para mermeladas y un sin fin de aplicaciones que podemos darle al tomate.
Las variedades de fruto muy grande suelen ser con formas muy irregulares, a nosotros si queremos cultivarlas en jardinera o maceta nos interesan, la variedad de jardín o patio ya que se adaptan perfectamente para espacios reducidos, también podríamos cultivar en maceta la variedad conocida por tomates cereza que son los mas pequeños y redondos.
La planta de tomate conocida por tomatera es una planta perenne,bastante sensible al frío y se cultiva normalmente como anual, aunque existen invernaderos donde con un clima cálido podremos cultivarlos todo el año.
Los tomates se cultivarán mejor con temperaturas diurnas entre 18 y 30 º C, si las temperaturas están por encima de 35 º C los tomates detendrán su crecimiento o si las nocturnas son superiores a los 30 º C.
Los frutos no se volverán rojos y las flores no cuajarán si las temperaturas descienden por debajo de los 12,5ºC durante la noche.
Los tomates se cultivan desde simiente sembrada directamente en jardinera,jardín maceta en la fecha media de última helada en su zona, o mediante trasplante colocando las plantas al exterior 2 o 3 semanas de la fecha media de ultima helada, cuando veamos que el suelo de la jardinera,jardín o maceta esté caliente por el efecto de los rayos solares.
Los tomates requieren una situación a pleno sol, suelo fértil,bien drenado y templado.
Los tomates prosperaran mejor si utilizamos un suelo arcilloso, aunque con suelo arenoso suelen ser mas precoces.
Cuando las plantitas nacidas de la simiente estén suficientemente desarrolladas, hay que proceder al aclareo, dejando espacios entre plantas de 45 a 90 centímetros, este trasplante o aclareo habrá que hacerlo en un día nuboso o al final de la tarde cuando ya no estén los rayos solares dando sobre el terreno de plantación.
Si las plantitas proceden de nuestra plantación en semillero hemos de tener en cuenta que la raíz es muy sensible a los tirones bruscos, si las tenemos en macetitas de turba hay que trasplantar entera con la turba desprendiendo la maceta de plástico asegurándonos de que la tierra cubra completamente la turba.
Abonaremos antes de la plantación, y otra vez a mitad de cultivo, los tomates requieren de bastante agua, pero tampoco quieren ser campeones de natación es decir tampoco les gusta el encharcamiento, hay que suministrar el agua hasta que la tierra deje de absorberla y regar a fondo antes de que el suelo se seque.
Como un cuidado especial para los tomates es el entutoramiento, o uso de tutores para que la planta crezca erguida, se deben entutorar con varas de unos 2 metros de altas con secciones entre 2,5 a 5 centímetros de grueso.
El tiempo que transcurre desde el trasplante hasta la recolecion varía entre 40 y 180 días según variedad
Propiedades del tomate para la salud
El tomate tan solo tiene 22 calorías, protege contra el cáncer y cuida del corazón.
Cuenta con un montón de virtudes terapéuticas, un gran poder antioxidante y nos protege la piel de los rayos solares.
Es aconsejable su consumo por su aportación en vitamina C, actúa como antioxidante, frenando el envejecimiento celular.
Previene la aparición de distintos tipos de cáncer como el de próstata,pulmón,estomago,esófago, páncreas,
mama,bucal,cervical,colon entre otros.
Es diurético y depurativo,capaz de eliminar el ácido úrico y reducir el colesterol, limpiar el organismo,desintoxica y purifica el hígado,favoreciendo su metabolismo.
El consumo regular del tomate reduce el riesgo de sufrir infartos y otros trastornos cardiovasculares,porque actúa como tónico muscular y cardíaco.
Además de su bajo aporte calórico 22 calorías cada 100 gramos, nos aporta el 95 % de agua, 1,8 de fibra por cada 100 gramos, minerales como el potasio,cobre,hierro y magnesio.
Un gran aporte de vitaminas B1,B2,B3, y C y en menor cantidad la E y la A
La mejor forma para su consumo, ya que el calor en el tomate libera el licopeno, es de la forma frito o en salsa.
Si hemos adquirido los tomates muy verdes podremos acelerar su maduración si los colocamos en una bandeja de forespan acompañándolos de una o dos manzanas, nos maduraran antes.