lunes, 15 de noviembre de 2010

RECETAS TÍPICAS DE MADRID - CREMA FRITA

CREMA FRITA
6 personas

Medio litro de leche
150 grs. de mantequilla
200 grs. de harina   
250 grs. de azúcar   
4 huevos
400 grs. de pan seco rallado
Aceite para freír
Un canutillo de canela y una piel delgada de limón o de naranja
 o bien un trocito de baya de vainilla, para aromatizar

PREPARACIÓN
   
En una cacerola, con la mantequilla fundida, puesta sobre el fuego se echan 150 grs. de harina previamente pasada por el cedazo; déjese rehogar un poco.
Seguidamente se le adiciona el azúcar (125 grs. solamente) que se mezcla con el batidor para terminar añadiéndole la leche, y pasada por el colador fino recién hervida, con el aroma (la vainilla solamente o bien la canela con la piel de limón o de naranja). Se trabaja sobre el fuego removiendo con el batidor y cuidando de que los ingredientes no se agarren al fondo de la cacerola.
Al romper el hervor se retiran del fuego y se les mezclan, una a una, las cuatro yemas de huevo.
Esta operación deberá hacerse con rapidez, a fin de que las yemas no se coagulen.
Se extiende la crema sobre el mármol, fuente o placa ligeramente untada de aceite fino o bien de almendras, dándole a nuestra crema un espesor uniforme y de unos dos centímetros.
Déjese enfriar por completo y, si se prefiere, póngase en el frigorífico.
Una vez fría la crema se corta en forma de cuadros, rombos o triángulos; cada trozo se pasa por harina (de la que nos ha quedado); luego, por las claras batidas (no montadas) o, si se prefiere, por huevo batido y, finalmente, por pan rallado, como si se tratase de empanar croquetas.
Fríase la crema en aceite bien caliente. Una vez doradas se escurren y se pasan por el azúcar que hemos reservado.
Se sirven frías o calientes, en una bandejita con servilleta.
También se sirven recién fritas, sin pasarlas por el azúcar pero acompañadas por una mermelada de frutas no demasiado espesa.