domingo, 10 de octubre de 2010

¿Como conservar vinos y quesos?

No abra los envoltorios de los quesos, o las botellas de vino, sino en las cantidades que estime se vayan a consumir. Si es usted un verdadero aficionado a los quesos, prevea en su despensa un espacio fresco y acondicionado para su conservación; sáquelos a temperatura ambiente unas horas antes de servirlos. Disponga también un lugar especial para los vinos; enfríe los blancos antes de servirlos, y deje que los tintos se pongan a temperatura ambiente.
La conservación de los vinos, es sumamente delicada, tiene toda ella un ritual. Las botellas no deben estar de pie, sino inclinadas, casi planas, en botelleros adecuados, a fin de que el tapón esté siempre húmedo, y no se reseque; pues de lo contrario puede penetrar aire y echarlo a perder. En el momento de beberlo no llene la copa. Eche solamente en ella el que tenga que beber y en el momento de hacerlo, pues de esta manera conserva mejor su rico paladar. Recordemos a los coperos de los antiguos reyes y monarcas. Escanciaban el vino en sus reales copas en ágil movimiento y entonces pasaba a la boca de su señor. No lo hacían en balde; pues de esta manera bebían no solamente el vino, sino también el aroma conservado en las botellas