lunes, 25 de octubre de 2010

La trucha

Con el nombre de trucha se identifican diferentes especies y subespecies del género Salmo, el mismo que el salmón. Hay especies tanto de agua dulce como de agua de salada, como es el caso del reo o trucha de mar.
Trucha arco iris

 

¿Dónde se pesca?

En nuestro país, la mayor parte de la trucha que se consume procede de piscifactorías y, en menor proporción, de la pesca deportiva en ríos trucheros. La trucha de mar o reo se captura en aguas del Cantábrico y en los ríos donde realiza el desove.

Las especies más conocidas

  • La variedad de especies de truchas es muy amplia, si bien todas están incluidas en el género Salmo.
  • Algunas de las especies más destacables son:
  • Trucha común o trucha de río (Salmo trutta fario). Es una variedad de cuerpo esbelto, de unos 30-40 centímetros de longitud, que puede alcanzar los 60-80 centímetros y un peso de unos 10 a 15 kilos. Presenta una tonalidad externa variable y gran número de manchas negras, rojas y anaranjadas. Se distribuye en aguas limpias, oxigenadas y frías de los ríos de alta montaña del hemisferio septentrional.
  • Trucha arco iris (Salmo Gairdneri, similar a la trucha común). Es la especie que más se cultiva en las piscifactorías. Su aspecto externo presenta una coloración verde azulada y oscura en el dorso, con los lados más claros y el vientre tirando a blanco. Tanto el vientre como el dorso presentan manchas de pequeño tamaño y color negro. Sus flancos poseen una banda ancha y de color anaranjado o rojizo. Por lo general no supera los 40 centímetros de longitud. Es originaria de América del Norte, pero, como consecuencia de las repoblaciones, también es muy común en Europa y en el sur de América.
  • Trucha de lago (Salmo trutta lacustris). Es una especie que puede llegar a alcanzar el metro y medio de longitud. Se la localiza en lagos, sobre todo de la zona prealpina y en los Alpes a gran altitud. También se la encuentra en Escandinavia, Escocia, Gales e Irlanda.
  • Trucha marina o reo (Salmo trutta trutta). Se asemeja mucho al salmón. Es bastante común en el Atlántico, desde España hasta el canal de La Mancha y el mar Báltico. Puede alcanzar el metro y medio de longitud y un peso de 20 kilos.
  • Trucha de garganta cortada o cutthoat (Salmo clarki). Esta especie es originaria del oeste de los Estados Unidos, pero también se localiza en Europa. Presenta una mancha alargada a lo largo de la garganta.
  • Golden trout (Salmo aguabonita). Esta especie es originaria del oeste de los Estados Unidos, aunque también es posible pescarla en Europa. Su cuerpo posee un brillo dorado.

Características

  • Forma:Es un pez de cuerpo alargado, plateado y liso y con motas de distintos colores.
  • Talla mínima: La trucha de mar o reo en 25 cm en caladeros del Cantábrico, noroeste del país y del golfo de Cádiz.
  • Color: La coloración externa varía en función de la especie, la luz, la edad, e incluso de su estado de ánimo. La carne, puede ser blanca o rosada, según la alimentación. De ese modo se distingue entre truchas blancas y asalmonadas.
  • Longitud y peso:En función de la especie varían ambos parámetros. La trucha común mide 30-40 cm, aunque puede alcanzar los 80 cm y un peso de unos 15 kilos. El peso más frecuente es de entre 250 g (de ración), a los 6 kilos de los ejemplares de gran tamaño.
  • Alimentación:Se alimenta de casi cualquier clase de animal como peces pequeños, crustáceos y larvas de insectos. En cautividad su alimento consiste en conglomerados de harina de pescado, pigmentos naturales que dan un tono rosado a su carne (carotenos), así como vitaminas y minerales.

PROPIEDADES NUTRITIVAS

La trucha es un pescado semigraso, dado que aporta en torno a 3 gramos de grasa por 100 gramos de carne. Contiene proteínas de alto valor biológico, pero en cantidades inferiores a otros pescados, así como de vitaminas y minerales.
Se considera un alimento muy nutritivo, y si se cocina de manera sencilla puede formar parte habitual de las dietas hipocalóricas y bajas en grasas. Su carne supone un aporte interesante de potasio y fósforo; y moderado de sodio, magnesio, hierro y cinc, comparado con el resto de pescados frescos. El potasio es un mineral necesario para el sistema nervioso y la actividad muscular e interviene junto con el sodio en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Por otro lado, el fósforo está presente en los huesos y dientes. También interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, y participa en procesos de obtención de energía. El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos, además de formar parte de huesos y dientes. Mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
Entre las vitaminas del grupo B, destacan la B3, la B1 y la B2. No obstante, el contenido en estas vitaminas no es tan relevante si se compara con otros alimentos ricos en estos nutrientes (cereales integrales, legumbres, verduras de hoja verde, carnes). En general, estas vitaminas permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas) e intervienen en numerosos procesos como la formación de hormonas sexuales, la síntesis de material genético y el funcionamiento del sistema nervioso. Respecto a vitaminas liposolubles, la trucha contiene en cantidades significativas vitamina A, que acumula en su hígado y su músculo. Dicha vitamina contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo. Favorece la resistencia frente a las infecciones, es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna. Interviene en el crecimiento óseo y participa en la producción de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales.
Composición por 100 gramos de porción comestible
Calorías 89,8
Proteínas (g) 15,7
Grasas (g) 3,0
*G. saturadas (g) 0,4
*G. monoinsaturadas (g) 0,7
*G. poliinsaturadas (g) 1,0
Hierro (mg) 1,0
Magnesio (mg) 28,0
Potasio (mg) 250
Fósforo (mg) 250
Cinc (mg) 0,8
B1 o tiamina (mg) 0,1
B2 o riboflavina (mg) 0,1
B3 o niacina (mcg) 5,1
Vitamina A (mcg) 14,0
mcg = microgramos

Cocina tradicional

En un recorrido por la gastronomía española encontramos platos muy típicos realizados con este pescado. Entre ellos se encuentra la famosa trucha a la navarra, así como muchos otros platos entre los que se destacan las truchas a la sidra asturiana, la trucha a la catalana o a la aragonesa.
- Trucha con jamón: Consiste en introducir una buena loncha de jamón en el interior del vientre de la trucha, enharinarla y freírla. Una receta sencilla a la par que sabrosa.
- Trucha a la sidra asturiana: La trucha se corta en trozos y se cocina con mantequilla, manzana y calabacín. A continuación se añade la sidra y la nata para dar consistencia a la salsa. A la hora de servir, se espolvorea el plato con cebollino.
- Trucha a la catalana: La trucha se cuece junto a diferentes ingredientes como vino blanco, almendras, harina y pimentón
- Trucha a la aragonesa: La trucha se cuece con pequeños trozos de limón, laurel, pimienta, cebolla y vino blanco, por lo que adquiere un sabor intenso y muy peculiar.
La trucha también forma parte de algunas recetas de la gastronomía tradicional de diferentes países. Por ejemplo, en Francia es típico acompañar a las truchas con una salsa de almendras. En Israel, la trucha se cocina junto a vino blanco y diferentes verduras como cebolla y zanahoria, mientras que en México es común preparar este pescado relleno con cebolla, maíz, chile y laurel.