martes, 24 de agosto de 2010

Aguacate (Persea americana. )

Originario de México y Perú e introducido por los españoles, fruto muy atractivo y energético, casi una mantequilla vegetal, rico vitamina E a la que se le asigna un papel activo en retrasar los procesos de envejecimiento. Los aguacates son un alimento perfecto como sustituto natural vegetariano de las proteínas contenidas en carne, huevos, queso y aves de corral. Las propiedades de los aguacates son muy beneficiosas para la salud: contienen los ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad que se digieren fácilmente sin contribuir negativamente en el colesterol.

Propiedades medicinales
Nutritivo (el fruto), antirreumático y antihelmíntico (la cáscara y la semilla). Consumido con frecuencia, el aguacate de cáscara es un buen preventivo de los parásitos intestinales, recomendable para toda la familia. Si se desea un remedio más potente (efectivo inclusive contra la solitaria) entonces deben utilizarse ralladuras frescas de la semilla de aguacate. Este tratamiento, por enérgico, es aplicable solamente a los adultos, que tomarán tres cucharaditas de las ralladuras a lo largo de una hora, una cada 20  minutos. Al cabo de una hora se administra una purga de aceite de ricino. 
Receta : AGUACATE CON SALMÓN 

Ingredientes

2 aguacates
4 cucharadas de salsa rosa
100 gr. de salmón ahumado
100 gr. de gambas peladas y cocidas
2 ostras frescas
El zumo de un limón
1 cogollo de lechuga
1 tomate

Preparación

Se cortan los aguacates por la mitad, se les saca el hueso. Se vacía la pulpa y se corta en cuadraditos. Se coloca en  la ensaladera.
Se corta el salmón en julianas y se pone en la ensaladera. Se cortan unas hojas de lechuga y también se ponen en la ensaladera. Se aliña con dos cucharadas de salsa rosa y pimienta negra.
Se coloca dentro de las cáscaras de aguacate y encima se colocan las gambas.

Con el resto de la lechuga cortada en julianas finas, se montan los platos de la siguiente manera:
Se hace una cama con la juliana de lechuga, se colocan los dos medios aguacates encima de la lechuga.
Se cogen las ostras, se abren por la mitad y se ponen al lado de los aguacates formando una cruz con estos.
Se sazonan con pimienta y limón.
Con el tomate se cortan cuatro rodajas y se colocan por las orillas del plato.
Una vez hecho esto, se aclaran las dos cucharadas de salsa rosa con unas gotas de agua y se ponen encima de las gambas.