sábado, 14 de agosto de 2010

¿Te gusta el arroz suelto y Blanco?

Para que el arroz cocido te quede de esta manera añade al agua de cocción unas gotas de limón.
También puedes introducir en el agua de cocción una corteza de limón o unas gotas de zumo de limón.
Echalo en la cazuela cuando el agua ya esté hirviendo a borbotones, si no se te apelmazará.
No remuevas el arroz y menos con cucharas que no sean de madera.
Añade la sal cuando el arroz esté casi hecho, para evitar que se endurezca.
Si lo usas en ensalada, cuélalo y pásalo por agua fría después de sacarlo del fuego