sábado, 14 de agosto de 2010

Trucos de alcachofas

Hay que echar un chorrito de limón en el agua de las alcachofas para que no se ennegrezcan.

Cuando se compran alcachofas en tarro, deberíamos blanquearlas durante unos minutos en agua hirviendo para eliminar la acidez que produce su conservación.

Al cocer las alcachofas, estas siempre se quedan flotando por lo que su cocción es más dificultosa, se evita cubriéndolas con un trozo de tela limpia.

Hay que partir el rabo de la alcachofa justo antes de cocerla, yá que este conserva el corazón de la alcachofa, se evita la oxidación de su fondo.