domingo, 8 de agosto de 2010

Champiñones con esparragos Trigueros


Ingredientes

1 Pimiento Verde
1 bandeja de champiñon en láminas de 200 gramos aprox.
1 Limón
Jamón Serrano en Tacos
3 dientes de ajo
1 pizca de perejil
sal
2 cucharadas de aceite de Oliva
1/2 vaso de vino blanco
1 paquete de esparragos trigueros (valen también en conserva)



PREPARACIÓN

En primer lugar cortamos el pimiento verde en rodajas y sofreímos hasta que se dore un poco en 2 cucharadas de aceite de oliva.
Una vez sofrito,añadimos el ajo picado y el jamón en tacos sofreímos y añadimos los champiñones que mantendremos en el fuego hasta que pierdan el agua.

Añadimos los espárragos trigueros,sofreímos un poco y añadimos el 1/2 vaso de vino,mantenemos en el fuego por espacio de 10 minutos aproximado y servimos ,no debe consumirse todo el vino.
¡Nota! El limón es para frotar los champiñones antes de cortarlos en láminas para que queden blanquitos y no oscurezcan 
Espero os guste animaros a comentar las recetas no os de vergüenza.Jose Maria

CONOCIMIENTO

El champiñón es uno de los hongos más consumidos, ya que a sus propiedades remineralizantes se añade su agradable sabor y facilísima preparación.


De este hongo destacan especialmente dos especies: la cultivada o Agaricus Bisporus y el silvestre o Agaricus Arvensis también llamado "bola de nieve".

El cultivo del champiñón se remonta al siglo XVIII en Francia, por eso también se le conoce como Champiñón de París. La facilidad de su cultivo y su agradable sabor hacen del champiñón uno de los hongos más conocidos y consumidos.
 
El contenido calórico del champiñón es bajo, siendo muy adecuado en dietas depurativas o para perder peso. Su aporte de fibra no soluble favorece un efecto saciante.

Aporta un contenido en grasas bajísimo siendo éstas, eso si, muy saludables (ácido linoleico) No contienen, pues, colesterol.

Los espárragos trigueros crecen con el sol de finales de invierno y poseen una textura firme pero tierna y jugosa.


Los Espárragos trigueros son de bajo valor calórico, ya que su principal constituyente es el agua. Además, son ricos en sales minerales (potasio, fósforo, magnesio...), vitaminas (C, beta-caroteno y ácido fólico) y contienen una sustancia denominada ácido asparagínico que estimula la diuresis, es decir, que aumenta la producción de orina, lo que los hace recomendables para quienes tienden a retener líquidos pero no para quienes padecen trastornos renales o de vejiga.
De todas las variedades, los espárragos trigueros son los más sabrosos y los más indicados para consumir con un sólo aliño, aunque también son ingredientes adecuados de revueltos, purés, cremas, etc.